lunes, 27 de mayo de 2013

Tres mujeres matan parejas a puñaladas



SANTO DOMINGO.- Tres mujeres mataron a puñaladas a sus respectivos maridos la noche de este domingo en San Cristóbal, Gualey  en el Distrito Nacional, y Jimaní. Los muertos son Ángel Luis Rivera Medina, de 49 años; Robinson Amador Vásquez, de 32, y Aurelio Joel Cuevas Pérez (Tití), de 29.

Rivera Medina fue ultimado por Altagracia Pérez Casilla, de 39 años, luego que éste le propinara una golpiza en la calle y otra en la vivienda que ambos compartían, porque alegadamente la dama se había acostado con otro hombre.
El hecho ocurrió en la calle Proyecto Licorero, número 13-B, del sector Lavapiés, de San Cristóbal.
Según versiones, Rivera Medina y su mujer discutían muy a menudo debido a que el hombre la acusaba de infidelidad.
Gualey
De otro lado, la Policía informó que Robinson Amador Vásquez, de 32 años, murió en el hospital Doctor Luis Eduardo Aybar a causa de herida penetrante en el costado izquierdo que le ocasionó su concubina Rosángela Heredia Féliz (Rossy), durante un pleito en la vivienda de ambos, próximo a La Pocita, de Gualey, a orillas de río Ozama.
La Policía informó que Rossy huyó luego del crimen, por lo que es perseguida.
Zunilda Paulino Beato, de 28 años y vecina de la pareja, dijo que el hecho ocurrió alrededor de las 11:45 de la noche.
Relató que Robinson y Rosángela discutieron en forma acalorada por motivos pasionales.
Dijo que una hija suya de doce años le avisó que Robinson y su mujer "se estaban dando golpes", debido fue al lugar a tratar mediar y encontró al hombre tirado en el piso y con una herida penetrante en el pecho.
Luis Dionicio Ferreira, primo de Amador Vásquez, dijo a los investigadores que la pareja discutía constantemente.
Moradores de Gualey criticaron que varias horas después del hecho, ningún médico legista se había presentado al lugar a levantar el cadáver.
Jimaní
Por otra parte, una mujer mató a su marido de varias puñaladas en la localidad de El Limón, por motivos pasionales.
Aurelio Joel Cuevas Pérez (Tití), de 29 años, murió a causa de heridas de arma blanca ocasionadas por Candy Ambioris Rosario Pérez, de 35.
Cuevas Pérez murió cuando era atendido en el Hospital General Melenciano.
El hecho ocurrió en la calle Duarte esquina 27 de Febrero, de Jimaní, donde vivía la pareja.
Familiares del fallecido se llegaron al lugar con intención de veharse, por lo que los agentes tuvieron que realizar varios disparos para poder trasladar a la detenida hasta la dotación policial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada