jueves, 3 de marzo de 2016

Estudiante dominicana desaparece cuando iba a su escuela en El Bronx; policía y familia la buscan


NUEVA YORK._ La estudiante dominicana Masiel Altagracia Ramírez  Morel, de 19años de edad y que se dirigía a la escuela Kinsbridge International High School en el 2780 de la avenida Reservoir (Campus Walton), pero no llegó al plantel el lunes, después de salir de su casa a eso de las 7:40 de la mañana. Nació el 6 de noviembre de 1995.


Hasta el momento, la joven no se ha comunicado con sus padres ni hermanos, quienes han mostrado preocupación por la desaparición y dijeron que ya revisaron en hospitales y cuarteles policiales de la ciudad, han hablado con otros parientes que residen en los estados de New Jersey y Pensilvania, pero nadie, tiene información sobre el paradero de la estudiante.

Christopher Ramírez, un hermano de Masiel, explicó a este reportero en entrevista telefónica la tarde de este miércoles 2 de marzo, que la familia desconoce si la desaparecida tiene novio, aunque dijo que sí cuenta con amigos y amigas cercanas.

“Estamos haciendo todo lo necesario junto a la policía, para dar con el paradero de mi hermana”, dijo Christopher.

La familia reside en el apartamento 4F en el edificio 50 Este de la calle 196 y avenida Morris en El Bronx, de donde salió la estudiante.

Los padres, Gregorio de Jesús Ramírez Rodríguez y Camelia Celeste Jiménez, quienes están devastados por la falta de información respecto a la desaparición de la hija.

Christopher dijo que su hermana había faltado “de ven en cuando” a la escuela, “pero no como ahora”.
Agregó que “nosotros no sabemos nada, porque ella salió una hora más temprano de la acostumbrada para la escuela, y tenemos el video de la cámara de seguridad del edificio en el que aparece ella saliendo del edificio”.

Preguntado si su hermana tiene un novio, respondió que “que yo sepa, no y nadie en la familia tampoco sabe de alguna relación de ella con un novio o alguien”.

El hermano sostuvo que “no sé que pudo haber pasado con ella, si fue con alguien o si se la llevaron, tiene que ser una de esas dos”.

Para Christopher, Masiel pudo haberse ido voluntariamente con alguien o “se la llevaron”, porque ella nunca ha sufrido de problemas depresivos y tampoco tiene una conducta bipolar y mucho menos es autista.
“Ella siempre estaba muy bien con todos y no toma medicamentos, no sufre de nada ni buscaba problemas con  nadie en la casa”, añadió.

“Ella siempre ha sido la misma persona, tranquila y alegre”, expresó el hermano sin poder ocultar la emoción por la angustia que arropa a toda la familia.

Agregó que Masiel tiene amigos cercanos, con los que acostumbraba a quedarse algunas ocasiones fuera de su casa.

Christopher señala que también hablaron con las amistades de la estudiante, pero tampoco saben nada de ella.

Después que reportaron el caso a la policía, detectives comenzaron una investigación, que incluyó una visita al apartamento y un chequeo en el área cercana al edificio.

Dijo que se están distribuyendo volantes con la foto y la descripción de Masiel, procurando la cooperación de los comunitarios para tratar de ubicar el paradero de su hermana.

Tanto Christopher como sus padres, pidieron a cualquier ciudadano que si ven la estudiante en algún lugar, se comuniquen de inmediato a los números (1646) 867-4042 y (1917) 470-6003, el segundo de la madre.
La familia es nativa del municipio Jicomé en el distrito municipal de Esperanza, en la República Dominicana.

FUENTE:EL NUEVO DIARIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario