martes, 14 de marzo de 2017

Halagadoras perspectivas para el desarrollo sostenible

BARAHONA: La falta de un buen suministro de agua potable y la falta de sinergia entre los sectores público y privado son dos de las principales trabas que han impedido el desarrollo sostenible de la provincia de Barahona, especialmente en la actividad turística.


Pero parece que ya esos obstáculos están empezando a ser superados, y a todo el potencial que tiene esa rica provincia del Sur del país le ha llegado su hora, debido a la promesa del presidente de la República, Danilo Medina, de que la construcción de la presa hidroeléctrica de Monte Grande será asumida entre los 5 grandes proyectos de infraestructura del Gobierno, iniciativa que líderes de distintos sectores de Barahona esperan el mandatario cumpla.

Asimismo, porque la alianza entre el empresariado de la zona y el Estado se está dando, y un ejemplo es que será celebrada la primera feria de turismo y promoción “Descubre Barahona: hacia desarrollo sostenible”, del 24 al 27 de este mes, la cual cuenta con el apoyo de instituciones públicas y la participación de 120 micro, pequeñas y medianas empresas manufactureras y de servicios.

Con la construcción de la presa de Monte Grande, se beneficiará no solo a Barahona, sino a otras tres provincias de la región Suroeste (Baoruco, Pedernales e Independencia). Se estima que la obra requerirá un financiamiento externo por RD$491 millones.

Así está contemplado en el presupuesto que para el presente año se programó al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), institución a cargo de la obra.

Para el empresario Virgilio Pérez-Bernal, quien es presidente del Consorcio Azucarero Central y del Clúster Turístico y Productivo de Barahona, el agua es un recurso vital para atraer inversión hotelera en Barahona, además de seguir desarrollando su producción agropecuaria y agroindustrial, y una de estas es la industria azucarera.

De su lado, el gobernador provincial de Barahona, Pedro Peña Rubio, recordó que esa provincia en las décadas de 1970 y 1980 registró un importante desarrollo que se vio afectado por la baja de los precios internacionales del azúcar y del café.

Sin embargo, sostiene que la provincia está reorientando su desarrollo basado en su riqueza natural, para explotar su potencial como un importante destino turístico, lo que sin duda favorecerá otras actividades económicas como la agropecuaria, la artesanía, los servicios, entre otras.

Lo que está sucediendo en Barahona no es “al azar”, sino que se ha ido dando un proceso de articulación basado en su plan de desarrollo estratégico, documento realizado con la asesoría del Instituto de Monterrey de México.

Se trata de un documento que traza una agenda de trabajo conjunta de los sectores público y privado para trabajar por el desarrollo integral y sostenible de la provincia.

Este plan aportará unificación, metodología para trabajar proyectos mancomunados entre el Gobierno, los empresarios y la comunidad. /Periodico Hoy/.

No hay comentarios:

Publicar un comentario