martes, 6 de junio de 2017

El incesto, abuso que más daño causa a los menores

El incesto, abuso que más daño causa a los menoresJuan Eduardo Thomas/Listin Diario

Santo Domingo.-Se llama Carla y ya no llora. Su vida era el péndulo a una decisión: seguir amarrada a sus fantasmas o avanzar. Decidió caminar. “No quiere decir que no piense en ello pero cada día sigo adelante”. No fue fácil. Nunca lo ha sido desde que su tío la toqueteó y amenazó con matarla si abría la boca. Ella tiene un primer consejo para sus conocidos, repetido hasta la saciedad en cualquier conversación: sean celosos con sus hijos.
Su camino está irremediablemente atado al de otras víctimas, al de la traición de su entorno de mayor seguridad, donde la gente que les debió proteger los traicionó.
La niña tiene un año. En la casa de La Zurza vivía con sus padres hasta que una tarde su mamá salió al baño, construido en el patio de la residencia. Cuando la mujer regresó vio a su esposo tirado en el suelo, con la bebé a su lado, la ropa interior puesta al revés y los genitales de la pequeña ensangrentados.
Su madre la tomó y la llevó a la emergencia del hospital Francisco Moscoso Puello, desde donde llamaron a la línea de vida de la Procuraduría General de la República (809-200-1202) por los claros indicios de agresión sexual.
El padre de la niña fue enviado a la cárcel La Victoria a cumplir tres meses de prisión preventiva.
En Villas Agrícolas, un hombre obligaba a su hijastra a realizarle felaciones. Tras su abuso la amenaza de que si contaba las cosas que le hacía le daría una pela o mataría a su madre y a su hermanita. El hombre aprovechaba que la niña estuviera sola en su casa y usaba como excusa que iba a visitar a su hija de tres años, hermanita de la niña violada.
A principios del año el abusador fue condenado a 10 años de prisión por cometer incesto contra su hijastra.
Las victimas de incesto en República Dominicana son 1,603 desde el año 2011 y hasta 2016, según los informes de delitos sexuales de la Procuraduría General de la República y los informes de Seguridad Ciudadana del ministerio de Interior y Policía. 
Son 1,603 en los que el entorno más íntimo de los niños le partió en dos, dando vida a los casos de delitos sexuales que suelen ser los de mayor silencio en el menú de agresiones contra niños y adolescentes. 
“El incesto es el abuso sexual que más huellas deja en la conducta de las personas”, advierte Aida Freites, terapeuta y docente del Instituto de Sexualidad Humana de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).
Hay dos grandes cargas emocionales en la vida de una persona víctima de incesto, señala Freites. La primera es el abuso de una persona cercana, a la que se quiere por lazos sanguíneos o por la constancia en el trato que da la cercanía a la familia, y el segundo es cuando el niño o niña rompe el silencio, cuenta los abusos en procura de ayuda, y nadie le cree.
“Tenemos como principio que a los niños siempre hay que creerles, y después averiguamos”, recomienda el doctor Rafael García, director del Instituto de Sexualidad de la universidad pública dominicana.
Para entender los amplios niveles de abusos sexuales contra niños en el país sirve el estudio mundial de violencia infantil del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en el que República Dominicana ocupó el tercer lugar a nivel mundial donde más niños y niñas fueron abusados antes de cumplir los 15 años. En los primeros puestos de la tabla estaban Gabón y Honduras.
La definición tradicional del incesto es la relación entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio, donde un adulto con más poder toma ventaja sobre un niño. Es tipificado como abuso y un crimen en la legislación dominicana. 
Hoy la definición se ha ampliado un poco más, explica Freites. Y se ha hecho para incluir a personas que no tienen un vínculo sanguíneo con la víctima, pero que por el tipo de relación de cercanía que tenían fungían como protectores de los niños.
“Hay vecinos que funcionan casi como un tío, o tienes un tío que ni siquiera conoces, no tiene que ver con el parentesco sino con el tipo de relación: si era estrecha entre víctima y victimario, porque se rompe esa relación de confianza”, indica.
Uno de los mayores problemas en los abusos sexuales que se comenten contra niños es que entre un 85 a 90 por ciento de los casos son cometidos por una persona conocida. “Si es un desconocido hay mayor facilidad para delatarlo”, explica Freites. “Pero si es una persona conocida tiene otras implicaciones dentro del sistema familiar, si es un familiar, o vecinos”.
La mayor ocurrencia de incestos en República Dominicana entre los años 2015 y 2016, por ejemplo, ocurrieron entre el rango de edad de 11 a 17 años, según estadísticas de la Procuraduría General de la República. Durante el año 2016 hay registrados 29 casos; una realidad que se repite en los doce meses del año 2015, cuando se registraron otras 34 violaciones.
Una barrera por superar
Ángela tiene un pendiente en su vida: enfrentar a su agresor. Era el vecino de toda la vida, el padre de su mejor amiga y sastre del barrio. Una mañana la niña Ángela fue en búsqueda de su amiguita y su vecino le pidió confirmar unas medidas para un vestido que tenía en construcción para su hija. Su argumento era que físicamente se parecían por tener la misma edad y contextura física.
Pronto se dio cuenta que la intención no era ciertamente tomarle tales medidas de costura. 
Siempre que la niña pasaba frente a su casa el sastre decía a viva voz, como quien se lo cuenta al viento, que tenía muchos años de trabajo en el sector y nunca nadie le podía acusar de nada. Que nadie le cree o confía en las niñas mentirosas. Que él era reconocido como un hombre serio por todos los lugareños.
Hoy Ángela está en terapia sicológica y un día coincidió con su agresor. “¿Te estás portando bien?”, le preguntó el hombre. Y contrario a su deseo no pudo responderle, no pudo decirle nada. Quedó casi petrificada mientras se moría por dentro. 
Aun no entiende cómo no lo insultó o lo enfrentó a pesar de los años y todo el tiempo que ha pasado desde aquellos abusos.
PACIENTES ATENDIDOS POR EL INSTITUTO DE SEXUALIDAD HUMANA, UASD
2007-2016
INCESTO MASCULINO FEMENINO TOTAL
 81 5.30% 116 7.60% 197 12.90%
NO 528 34.70% 797 52.40% 1325 87.10%
TOTALES 609 40% 913 60% 1522 100
INCESTOS
2011 390
2012 207
2013 49
2014 559
2015 236
2016 162
TOTAL 1,603

No hay comentarios:

Publicar un comentario