miércoles, 14 de junio de 2017

Orinar, beber, tirar basura, hacer ruidos y escupir en calles de Nueva York se convierten en delitos civiles

NUEVA YORK.- Infracciones callejeras como beber cervezas y alcohol, tirar basura, orinarse y escupir en las calles de Nueva York, que hasta ahora estaban tipificados como delitos criminales, se convierten en faltas civiles, que sólo merecerán una citación en las cortes, con algunas excepciones, de acuerdo al nuevo protocolo de los patrulleros de la uniformada, obedeciendo a una nueva ley municipal aprobada el año pasado por el Consejo Municipal.

Ayer martes, la jefatura de la policía ordenó a los comandantes de cuarteles en toda la ciudad, poner en marcha de inmediato las nuevas directrices de la ordenanza del ayuntamiento.
Las regulaciones de la guía de patrulla actualizadas,  explican cómo los policías van a revisar la aplicación de los delitos contra la calidad de vida bajo la Ley de Reforma de la Justicia Penal, que el ayuntamiento aprobó el año pasado.
Las reglas dicen que las citaciones civiles se pueden otorgar por las infracciones de orinarse, beber, tirar basura, escupir, hacer ruido excesivo y la violación a las reglas en los parques públicos, excepto en circunstancias limitadas.
Las personas que tienen dos o más arrestos por delitos graves en los últimos dos años, tienen tres o más citaciones civiles que han fallado en responder en los últimos ocho años, o están en libertad condicional, recibirán una citación criminal en su lugar, acorde con las nuevas reglas.
Un policía también puede invocar  una razón para él legítima en la aplicación de la ley para dar una citación criminal, que deberá ser verificada por el supervisor del agente que responda en la escena.
Los policías también pueden pedir a alguien que detengan  en uno de los delitos de poca monta una identificación para comprobar si hay órdenes de arresto, y detenerlos si tienen una orden o no pueden presentar una identificación.
“Es un gran paso adelante, pero yo preferiría no ver las excepciones que están allí”, dijo el concejal Rory Lancman demócrata de Queens, que apoyó la legislación.
“Las excepciones para los reincidentes podría generar cargos injustos y el impacto negativo en las comunidades de color, ya que en esas comunidades, más personas están en libertad condicional y más gentes detenidas, incluso si no están condenados en última instancia”, añadió el concejal.
“Todo lo que se  hace es perpetuar un ciclo de la participación en el sistema de justicia criminal”, sostiene el legislador municipal de Queens.

No hay comentarios:

Publicar un comentario