miércoles, 18 de mayo de 2011

Diferencia de edad marca a las parejas violentas

SANTO DOMINGO.- De las 36 mujeres muertas por sus parejas en cinco meses, 32 eran hasta 15 años menores que el hombre y en un caso, incluso, la diferencia era de 40 años, 16 contra 56. Esa constante se mantiene en alrededor del 84% de los feminicidios ocurridos del 2006 hasta la fecha.


Aunque no se ha establecido una relación directa entre la edad y las causas de la violencia intrafamiliar, el sociólogo Eliezer Parreño cree que hay cierta conexión.


“El hombre puede mostrar celos, sentirse inseguro y llegar a un nivel de control insoportable para la mujer. Además está el hecho de que no entienda que una mujer más joven tiene intereses distintos a los suyos y que al mismo tiempo también quiera salir con sus amigas como lo hace él con los suyos”, expresa.


Indica que el hecho de superar en edad a su pareja podría hacer que el hombre sienta que tiene poder sobre ella, lo que aclara ocurre también en casos en los que no hay diferencia.


Pero dice que podría también suceder que el hombre al ser mayor sea más condescendiente y haga más esfuerzos para que la relación sea estable y duradera.


La siquiatra Rosario Ocampo sustenta que las razones que llevan a una relación violenta son multifactoriales y que su tratamiento debe involucrar a toda la familia.


“Van desde la necesidad de tener el control, en dejar claro que debe haber un gobernante y un gobernado, hasta las fricciones por los problemas económicos”.

Alerta que las relaciones agresivas se convierten en una patología que arropa tanto a la víctima como al victimario, que aunque puede hacer conciencia de que lo que hace está mal, si no busca ayuda recaerá. En cuanto a la agredida llegará un momento en que verá como normal y hasta justificará el maltrato.


Advierte que nunca se puede sustentar una acción violenta con alegatos como que el victimario provocó la agresión, puesto que toda persona está en el deber de controlar sus emociones.


“Esa era una relación rara, al principio él era muy amable, luego se empezó a imponer y la insultaba y hasta le daba golpes y después le pedía perdón.


En dos ocasiones se separaron y vino a la casa a buscarla, hasta que un día le dio un balazo y la mató y después se suicidó”, cuenta Irsa Lugo, al referirse a su hermana, muerta hace ocho meses.


Al año se registra un promedio de 160 mujeres asesinadas por sus parejas o por sus ex. Pero están las otras, las que físicamente no han sido eliminadas, mas sufren todo tipo de abuso y atropellos.


En las denuncias por agresión que llegan a las fiscalías barriales también inclinan la balanza los casos en los que la diferencia de edad es superior a 10 años.


Como el de Lucía, que no entiende cómo en un abrir y cerrar de ojos su marido convirtió la relación en un pandemónium y las cosas pasaron de color rosa a color de hormiga.


“Empezamos a tener problemas después de que su negocio quebró. Se volvió agresivo, me insultaba por cualquier cosa y después pasó a los golpes”, narra la mujer que acudió ante el Ministerio Público a denunciar al padre de sus dos hijos.

Acudieron a terapia y afortunadamente no pasó a ser una cifra más en las frías estadísticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada